CAMBIOS Y DEVOLUCIONES GRATUITAS EN GAFAS GRADUADAS

Las monturas perfectas para miopía y astigmatismo

Podemos ponernos técnicos, pero no lo entendería casi nadie. Te contamos de forma sencilla todo acerca de las irregularidades visuales y qué monturas encajan mejor con cada una de estas necesidades.

¿Qué es la miopía?

La miopía es una anomalía del ojo que nos hace ver borrosos los objetos lejanos

¿A qué se debe? 

Se debe a que tu ojo cuenta con una cornea o un cristalino más potente de lo habitual y hace que las imágenes se formen antes de llegar a la retina, por lo tanto, no ves de manera nítida lo que ocurre a lo lejos. 

¿Cómo podemos corregir la miopía? 

Para compensar o corregir la miopía debemos recurrir a lentes cóncavas o lentes para miopía o escoger la opción lentilla, como por ejemplo las MyDay Diarias.

¿Qué tipo de lentes se recomiendan?

Las monturas que recomendamos son aquellas con forma redonda, de tamaño pequeño y preferiblemente hechas de acetato. Los miopes utilizan un cristal más grueso de lo normal, por ello una gafa redonda, pequeña y de acetato, nos va a permitir disimular más el cristal y evitar que sobresalga de la montura. La lente para miopía se conoce como lente cóncava.

¿Qué quiere decir esto?

Que estos cristales son más gruesos en los bordes y el grosor va disminuyendo de manera progresiva hacia el centro. Por eso decimos que las monturas pequeñas funcionan mejor, para evitar un cristal grande y una lente más gruesa por el borde.

Un ejemplo perfecto sería la Matt.

¿Qué es el astigmatismo?

El astigmatismo es una irregularidad en la curva del ojo que nos hace ver borroso tanto de lejos como de cerca. Las personas que sufren de astigmatismo son propensas a padecer fatiga visual, molestias en el ojo y dolores de cabeza. 

¿A qué se debe?

Se debe a que la córnea no presenta una curvatura regular y la luz enfoca a varios puntos de la retina. 

¿Cómo podemos corregir el astigmatismo?

El astigmatismo no se puede prevenir, pero si podemos reducirlo o compensarlo utilizando gafas graduadas o lentes de contacto tóricas como las Biofinity Toric mensuales

¿Qué tipo de lentes se recomiendan? 
En el caso del astigmatismo, nos pasa lo contrario a la lente miope. Su cristal es convexo, grueso por el centro y se va estrechando conforme nos acercamos a los bordes. Por ello para astigmatismo, es mejor escoger una montura con la lente más grande.

¿Qué es la hipermetropía?

La hipermetropía es una anomalía que se da cuando la luz es enfocada por detrás de la retina y provoca que se emborronen los objetos cercanos.
Es habitual que la hipermetropía sea más aguda en edades cercanas a los 40 años y va aumentando con el paso del tiempo.

¿A qué se debe?

La luz se enfoca detrás de la retina del ojo cuando realmente tendría que hacerlo sobre ella. Esto se debe a que el ojo de una persona que sufre hipermetropía es más corto o tiene menos potencia en la córnea de lo que sería habitual.

¿Cómo podemos corregir la hipermetropía?

Podemos corregir la hipermetropía en edades adultas con gafas correctamente graduadas o lentes de contacto blandas adaptadas por nuestro oftalmólogo como las Biofinity mensuales.

¿Qué se aconseja para mejorar la visión?

Recomendamos utilizar gafas graduadas sobretodo durante los primeros años de vida desde que se detecta la anomalía en la vista. Primero progresivamente y más tarde podemos ir alternando entre gafas y lentes de contacto. Cualquiera de las opciones siempre con una graduación correcta supervisada por un optometrista profesional.

Reserva tu examen visual gratuito aquí

Si notas síntomas relacionados con fatiga visual, dolores de cabeza, sequedad en los ojos, visita nuestra Óptica de Madrid para una revisión visual gratis.