LLEVAR GAFAS ESTÁ DE MODA

Gafas graduadas de moda

Las gafas de pasta sin duda son tendencia en la actualidad, monturas grandes y colores llamativos. Es una moda que ha logrado llegar a todos partes del mundo y podemos decir con plena seguridad, que tener que llevar gafas por miopía pasó a ser algo envidiable, desde el momento que llevarlas es un complemento que está de moda.

Que las gafas estén a la última, hace de nuestro trabajo, algo mucho más responsable, porque más allá de brindar una mejor visión también está el compromiso de ser creadores de nuevos estilos.

La tendencia de llevar gafas de pasta con grandes monturas se ha puesto de moda principalmente por su estética. Mientras que las gafas con montura de aluminio o de otros materiales permiten fabricar gafas más discretas.

Las gafas que llevas muchas veces son el toque perfecto para tu look, les da un toque intelectual, seductor e inigualable a los caballeros. Y a las chicas, feminidad, sensualidad y estilo. Es un complemento que se puede llevar a cualquier parte, sirven para todo, no solo para protegernos del sol, ahora, con las lentes Blue Light también te protegen los ojos de las pantallas, cuando pasas muchas horas frente al ordenador. En la web de GreyHounders puedes echarle un vistazo a estas últimas, que están teniendo tanto éxito.  

Acierta con las gafas que más te favorecen

No se trata sólo de seguir tendencias, tu criterio debe imponerse para buscar las gafas que más te favorecen, hay aspectos fundamentales que se deben estudiar como la forma de la cara, la clave es lograr un equilibrio de opuestos entre nuestros rasgos y la montura.

En un rostro redondo funcionan muy bien las formas cuadradas o rectangulares, las varillas largas que estilicen las facciones. Lo contrario ocurre con una estructura ósea cuadrada. Cuanto más redondeada sea la forma de las gafas, mejor. En las caras alargadas hay que buscar ensanchar los rasgos con diseños horizontales. A los rostros ovalados les funcionan todos los modelos.

Las gafas de pasta, un icono histórico

Los materiales sintéticos se sumaron al final de la Segunda Guerra Mundial a la industria óptica, según relato del libro “Gafas: una historia visual” (Ed. Taschen). La flexibilidad de este material hacía posible la diversidad de extravagantes e incoherentes formas que se convirtieron en el centro de la óptica ocular tras el conflicto.

Los productores de gafas llevaron a la industria óptica un nuevo e innovador estilo. Que hoy más que nunca vuelven a centrarse en su esencia, sus inicios, el diseño de gafas ha vuelto a sus orígenes y el mundo entero está feliz de seguir utilizándolos.